Lunes, 30 de marzo de 2020

En su primer año como senior (subcategoría Promesa), Pablo Ruiz de Almirón Lanz, una de las más firmes promesas del esquí de montaña andaluz, estaba alcanzado una gran progresión y un muy buen rendimiento. En su calendario tenía subrayado en ‘rojo’ los Supercampeonatos de Skimo 2020 en Cerler, a,los que llegaba “con muchas ganas”. Pero allí, justo un día antes de iniciarse la competición para él llegó la noticia de la suspensión de los mismos. “Es duro no haber podido culminar esta temporada después de tanto tiempo de preparación, pero por suerte, me divierto en cada entrenamiento, por lo que, aunque no haya podido ‘llegar a la cumbre’, he disfrutado de todo el camino hasta aquí”, incide el deportista granadino que entiende que “la decisión es lógica” aunque sí ha supuesto “un chasco”. “Me quedo con toda la mejora conseguida esta temporada, que, además, será la base desde la que partiré para la próxima”, asegura Pablo.

Un deportista como tú, que pasa más tiempo en la montaña en con tus estudios en la Facultad del Deporte, cómo estás afrontando tu preparación sin poder salir de casa.

En el momento de la suspensión de las pruebas por el COVID-19 estaba en mi mejor momento de forma. Ya sin grandes objetivos a corto plazo, he decidido tomármelo con algo de calma y aunque cueste, porque todavía no era el momento, he bajado la intensidad de los entrenamientos para darle un descanso al cuerpo. No tiene sentido ser campeón de bici estática ahora –se ríe-. Una cosa que nos está ayudando mucho es mantener el contacto entre compañeros de entrenamientos, incluso seguimos entrenando juntos a través de videollamadas.

Y qué puedes hacer, imagino que tendrás una rutina alternativa.

He decidido sacarle partido a esta situación y aprovechar para mejorar mis puntos débiles. Estoy haciendo circuitos de fuerza a diario, dedicando tiempo a grupos musculares que normalmente no trabajamos tanto en temporada. Además, intento hacer algo de ejercicio aeróbico doblando sesión, bici estática, escaleras, comba, hay que ser más creativos que nunca ahora.

Cómo es en vuestro caso, la de los esquiadores de montaña, esta situación compleja y confusa.

La situación actual es excesivamente compleja para todos, deportistas de élite o no, lo importante ahora es que termine cuanto antes y con los mínimos daños posibles. Si ahora tenemos que entrenar en casa, habrá que aguantarse. La montaña seguirá ahí cuando todo esto termine.

Todas las competiciones han sido canceladas. Cuáles eran tus próximas competiciones y cuales tus objetivos, porque la temporada que estabas realizando estaba siendo muy buena.

Ahora tocaba estar con los grandes objetivos de la temporada, así que hay que pasar página. Yo ya pongo la vista en el próximo invierno, iré marcando retos intermedios, pero el foco lo tengo puesto en el esquí de montaña.

Qué mensaje enviarías o consejos darías a todo el mundo en general que está sufriendo este estado de alarma sanitaria por el COVID-19.

Creo que es el momento perfecto para que mucha gente coja hábitos de vida saludables. Seleccionar alguna actividad física que os guste y podáis realizarla en casa y hacer que ésta forme parte de vuestra rutina. Marcaros como objetivo el cumplirla durante esta cuarentena y cuando esta termine, sin daros cuenta, ya formará parte de vuestro día a día. Os sentiréis mejor y estaréis invirtiendo tiempo en vuestra salud. El deporte es la mejor medicina.