Lunes, 30 de noviembre de 2020

El equipo nacional de Esquí de Montaña ha concluido este último fin de semana de noviembre su periodo de concentraciones de pretemporada. Tras la realizada en Sierra Nevada y el CAR, la mayoría de los componentes de la selección FEDME se trasladaron esta última semana a la estación suiza de Saas-Fee, en la que han estado presentes los deportistas andaluces Nico Molina y Ana Alonso.

Ahora es turno de seguir con su preparación en casa, Sierra Nevada, después de la primera gran nevada de la temporada que ha dejado el macizo penibético en unas condiciones inmejorables para ello. “Todo ha ido muy bien, y ha sido darle continuidad al trabajo que habíamos realizado este tiempo atrás en Sierra Nevada. Ahora que la situación actual nos ha permitido ya viajar hasta Suiza, donde hemos realizado los primeros contactos en nieve”, explica Nico Molina. “El lugar era nuevo, muy chulo y con mucha altitud (el durqueño ha subido su primer ‘cuatromil’), un lujo para entrenar y con muy buen tiempo. Los lógicos protocolos del COVID-19 ha hecho que la situación haya sido distinta a la que estamos acostumbrados, pero gracias a las instituciones, federaciones y entrenadores que tenemos nos están permitiendo el poder entrenar con la máxima normalidad posible para preparar todas las competiciones”, matiza el deportista del Club de Montaña Cerro del Caballo.

Ahora, a falta de prácticamente un par de semanas para el inicio de las competiciones (en Sierra Nevada, si se permite por parte de las instituciones según sea la evolución de la pandemia, con la primera prueba del calendario oficial de la Copa FEDME), “toca volver a subir al CAR y entrenar en nieve”, incide Nico, quien espera iniciar la temporada “de la mejor manera posible e intentar lograr un puesto para las futuras convocatorias con la selección para las pruebas de la Copa del Mundo”, siendo consciente de que para él “va a ser un año complicado por mi paso a la categoría Sub’23 y competir ya con los senior. Aunque estoy con mucha ilusión y muy motivado para seguir aprendiendo. A ver cómo sale todo”.

Ana mira hacia el Mundial

Ana Alonso (La Alpujarra) permanece también en el grupo de elegidas para representar a España en las competiciones internacionales, además de ser la actual campeona de la Copa de España de Skimo dos años consecutivos: 2019 y 2020. Esta última, que se cerró en el Valle del Boí, compartió podio absoluto con el vasco Íñigo Martínez de Albornoz.

La deportista granadina asegura que «han sido 10 días muy buenos en Saas-Fee, ya que a Tignes al final no pudimos desplazarnos porque por la situación del Covid no se podía. Pero hemos podido sacar muy buenos entrenamientos, con días con muy buenas condiciones meteorológicas. Un lugar idóneo para entrenar y nuevo, además de la gran convivencia con el equipo y los compañeros y compañeras».

Alonso tiene claro que su principal objetivo serás «los Campeonatos del Mundo», aunque subraya que «no podemos olvidar que está ahí el coronavirus, que la situación es muy cambiante y existe bastante incertidumbre. Hay que ir más día a día, a hacer las cosas bien y cuidarse, y a disfrutar del camino; si se pueden hacer las carreras pues mejor, y si no pues que al menos lo hayamos disfrutado».