Sábado, 4 de julio de 2020

En la línea de la Declaración de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) en apoyo a los pueblos y economías rurales ante la epidemia de la COVID-19, en la Asamblea General de 20 de junio de 2020 de la Federación Andaluza de Montañismo (FAM) en representación de los 753 clubes que acogen a más de 34.000 federados/as, manifiesta su compromiso y solidaridad con los pequeños y medianos municipios de montaña y del medio rural de Andalucía.

A todo el colectivo del montañismo andaluz le proponemos y aconsejamos disfrutar de sus vacaciones durante este verano en nuestras zonas de montaña en el marco de sus espacios naturales protegidos (ENP) que la hacen la región de Europa con más espacios protegidos.

Nos unimos al criterio expresado desde la FEDME y resto de Federaciones de Montañismo de que “nuestro objetivo es contribuir al mantenimiento de la economía y la vida del mundo rural, que tan frágil se encuentra ante esta crisis sanitaria y económica” “De esta forma contribuimos a generar gastos y actividad económica durante nuestras estancias” “Desde ese punto de vista , también queremos que se nos vea al colectivo montañero como lo que siempre hemos sido, parte esencial de una alianza por el medio rural”.

Desde la FAM somos conscientes del grave problema que supone el cierre temporal de refugios de montaña, albergues, empresas de Deportes de Aventura, restaurantes, casas y alojamientos rurales, comercios de productos locales o empresas de transportes de personas, por la crisis sanitaria.

Por ello para apoyar a estos municipios de montaña y a sus pequeñas empresas y autónomos, queremos ofrecer nuestros medios de divulgación y comunicación en redes sociales, promocionándolos como destinos de turismo deportivo y de naturaleza, en coordinación con las administraciones competentes en deportes, turismo y desarrollo rural”

Esperamos, con esta declaración y las acciones que desarrollaremos, que nuestros clubes y federados ayuden a mantener viva la Andalucía de las montañas y del medio rural como contrapartida a tantos beneficios deportivos, de infraestructuras, de su rico patrimonio de caminos públicos, nos han dado como legado a los montañeros/as. Ahora necesitan nuestro apoyo, fidelidad y solidaridad ante esta situación de emergencia”.

MANIFIESTO DE APOYO FAM AL MEDIO RURAL Y DE MONTAÑA DE ANDALUCÍA