Lunes, 16 de diciembre de 2019

Los miembros del Comité Técnico de Accesos y Naturaleza han acorado por mayoría la concesión a la Federación Andaluza de Montañismo del Premio Medio Ambiente FEDME 2019 por la organización y desarrollo del ‘Curso de equipadores de vías de escalada en roca’, distinción recibida este pasado sábado en Madrid con motivo de la Gala de Premios FEDME 2019, en los que la FAM ha estado representada por su presidente Julio Perea Cañas, el vicepresidente José Miguel García la Torre, el vocal de Medio Ambiente, Antonio Joaquín Sánchez Sánchez, profesor además del curso junto con María Virginia Martínez González, y el director del curso José Antonio Flores García. La FEDME también premió a la Federación Guipuzcoana por su proyecto ‘Zonas de Escalada de Guipúzcoa’.

De izquierda a derecha, Antonio Joaquín Sánchez, María Virginia Martínez, José Antonio Flores, Joan Garrigós, Julio Perea, José María Nasarre y José Miguel García.

Andalucía está considerada como la comunidad autónoma española con más zonas idóneas para la práctica de escalada, debido en gran medida a sus condiciones climatológicas, así como a la calidad y cantidad de territorio escalable, convirtiendo la comunidad autónoma andaluza en uno de los principales destinos de la escalada tanto a nivel nacional como internacional. El tiempo transcurrido desde los orígenes del montañismo en nuestra región, ha posibilitado que se delimiten numerosas áreas de escalada conocidas como “escuelas de escalada” donde a lo largo de los años el equipamiento ha sufrido un desgaste ocasionado por el paso del tiempo, agentes erosivos y el deterioro típico por su uso, siendo requisito indispensable garantizar la seguridad de los usuarios y valorar los posibles impactos ambientales. El aumento progresivo que se viene observando de sus practicantes interesada en las experiencias inherentes de los deportes de montaña; aventura, ejercicio físico al aire libre y el contacto con la naturaleza, la Federación Andaluza de Montañismo consideró la necesidad de afrontar esta realidad e intentar poner freno a la inseguridad en sus equipamientos, así como las interferencias medioambientales que se pudieran producir por dicha práctica. Todo ello condujo la realización del primer curso de “Técnico equipador de vías de escalada” se celebrase en Antequera los días 21,22 y 23 de abril de 2017 en Antequera, aunque previamente a éste se habían realizado cursos de similares características, pero sin ningún contenido medioambiental, por lo que de alguna manera se podría afirmar que éste fue el “germen” para afrontar nuevos retos en los futuros cursos.

José María Nasarre explica a los asistentes a la Gala los motivos de la concesión del premio a la FAM en presencia del presidente de la FEDME, Joan Garrigós.

“Por las cuestiones anteriormente planteadas, se vio la necesidad de dotar a los futuros técnicos los conocimientos necesarios y suficientes, para poder en marcha los criterios marcados por la ambiciosa que se pretende implantar bajo la denominación “Normativa sobre equipamiento e instalaciones en montaña” que servirá de guía para la futura Red de Zonas de Escalada de Andalucía”, indica Antonio Joaquín Sánchez Sánchez, Vocal de Medio Ambiente de la FAM.

Para realizar este proyecto, es necesario que los técnicos, además de seguir los pasos y pautas marcadas por la futura normativa, adquieran una serie de conocimientos para la redacción de proyectos, en particular los vinculados con la valoración impactos ambientales, gestión de permisos, cesión y uso de la zona, tanto privada como pública, de tal forma que para convertir una zona de escalada, nacida de forma espontánea, adquiera categoría de instalación deportiva no convencional en el medio naturaltal como se recoge en la Ley del Deporte de Andalucía, yuna vez reconocida por la administración, su inclusión en el Registro Andaluz de Instalaciones Deportivas. Los proyectos contendrán la información necesaria y suficiente, acerca de los aspectos de seguridad y ambientales de la zona, para proceder en un segundo paso a los trabajos de reequipación y mantenimiento.

Los representantes del proyecto de la Federación Guipuzcoana y los de la Federación Andaluza muestran las placas conmemorativas del premio recibido, junto con Nasarre y Garrigós.

“Centrados en esta “nueva visión” y adaptándose a las nuevas tecnologías, se optó por impartir los contenidos del curso en modalidad online en colaboración con la EEAM a través de la plataforma web de la FEDME e-campus, contando con una extensa documentación, enlaces a web, y biografía anexa, finalizando cada módulo con un cuestionario final o examen”, afirma Antonio Joaquín Sánchez.

Tras la primera fase bajo la modalidad online, se procedió a la fase presencial en la localidad de la Muela (Cádiz) durante el mes de noviembre, seguida de una tercera fase donde se desarrolla un proyecto técnico de una zona determinada, documentándolo adecuadamente con todos los conocimientos adquiridos en las dos primeras fases, asimilándolo de esta forma al ámbito universitario como un proyecto final de curso.

La duración del curso ha ido desde junio’19 a diciembre’19 para un número de 25 alumnos. Sobre la carga lectiva, destaca su gran transversalidad y diversidad de asignaturas impartidas. En el siguiente cuadro se detallan su contenido, profesores y número de horas.

María Virginia Martínez y José Antonio Flores, junto con el presidente de la FAM, Julio Perea, muestran la placa recibida.

“La preocupación de la Federación Andaluza de Montañismo por la preservación del medio natural y la sensibilización ambiental en el desarrollo de su ‘Curso de equipadores de vías de escalada en roca’ debe marcar un camino para otros cursos futuros y la hacen merecedora de este Premio Medio Ambiente FEDME”, subrayan los miembros del Comité Técnico de Accesos y Naturaleza de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada.