Martes, 8 de junio de 2021

Tras superar todas las dificultades que el equipo andaluz se ha ido encontrando, debido a los cambios de protocolos sanitarios impuestos por las autoridades paquistaníes para controlar la COVID-19, por fin están en Islamabad ultimando los preparativos y detalles de la expedición.

Los cinco alpinistas salían de Málaga el pasado 5 de junio, con una semana de retraso sobre el programa previsto y con numerosos inconvenientes por problemas en algunos vuelos e incluso en el vencimiento de una de las pruebas PCR, por dos horas antes de la llegada al Islamabad.

A pesar de las adversidades, a las 00:10 horas del día 7 de junio, después de dos días de viaje y tras dar negativo en la prueba para detectar viajeros contagiados que realizan las autoridades pertinentes a las personas que llegan al país, los cinco escaladores pisaban territorio paquistaní.

Sin apenas descanso, han dedicado el día a realizar las compras de alimentos, combustible y material que van a necesitar para la ascensión a la montaña. 400 kilos organizados en diferentes bultos que tendrán que dividir en cargas de 25 kg, peso máximo de carga para un porteador.

El retraso en la llegada ha tenido como consecuencia que los expedicionarios no pudiesen concluir, en el día de ayer, la tramitación del permiso de escalada y por lo tanto, permanecerán un día más en Islamabad. Los deportistas aprovecharán la jornada para disfrutar de un merecido descanso y configurar los equipos de comunicaciones, además de terminar la coordinación organizativa con las personas que hacen de enlaces con la expedición, para cubrir las necesidades de difusión e información.

Mañana, día 9 de junio, la expedición reanudará el viaje, en esta ocasión por carretera, para dirigirse a la localidad de Chilas, primera de las dos etapas de viaje en vehículo, antes de iniciar la aproximación a pie hasta la base de la montaña.

ENLACE MOVIMIENTOS EN TIEMPO REAL EXPEDICIÓN NANGA PARBAT 2021