Desde el Comité de Seguridad os trasladamos información de interés para su difusión, relacionada con las instalaciones del Barranco de Trevelez:

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------0-00000000000000000000000000000004

Con motivo de la tragedia que el pasado día 21 de junio se cobró la vida de dos personas, padre e hijo, en el Barranco del río Trevélez de la provincia de Granada, la Sección de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil (SEREIM) instaló diversos anclajes del tipo parabolt en distintas ubicaciones del tramo del río comprendido entre el «Puente de Palos» hasta unos 300 metros río abajo.

Al objeto de poder afrontar de una forma segura posibles futuras intervenciones de rescate que se pudieran dar en el tramo anteriormente citado, integrantes de la SEREIM de la Guardia Civil de Granada hemos completado la instalación del día del accidente con otros anclajes más, habiendo dejado instalado una cuerda pasamanos que evita por la margen izquierda del río las dos pozas que a día de hoy se han cobrado cinco muertes.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------0-00000000000000000000000000000005

Debe quedar claro, por tanto, que la instalación de dicho pasamanos se ha llevado a cabo con el objeto de ser una herramienta más para las labores de socorro y rescate en el Barranco del río Trevélez y por tanto NO se trata de una equipación deportiva para su descenso de ocio cuyo mantenimiento requiere ser frecuentemente revisado. No obstante, entendemos que todo aquel deportista que necesite usar el referido pasamanos puede hacerlo si con ello evita cualquier situación de riesgo para él o sus acompañantes y siempre bajo su responsabilidad.

Aunque el cauce poco a poco va disminuyendo su volumen, aún se desaconseja su descenso pues hay pasos obligados en los que la fuerza del agua supone un riesgo potencialmente alto para los deportistas.