Jueves, 13 de mayo de 2021

El Refugio de Postero Alto volverá a prestar servicios en sus instalaciones a todos los montañeros/as a partir de este próximo sábado 15 de mayo. Estará abierto todos los fines de semana y festivos del año y diariamente del 15 de Julio al 31 de agosto. Ya se puede hacer la reserva, para más información llamar al 616506083 o en la página web  www.refugioposteroalto

Durante estas últimas semanas, la Federación Andaluza de Montañismo ha trabajado conjuntamente con los guardas de refugios para intentar resolver el problema que suponen las normas derivadas de la COVID-19 en un edificio de uso comunitario.

Como es lógico, la apertura no será en las condiciones habituales, empezando por una limitación en su capacidad. A partir de las directrices marcadas por las autoridades sanitarias, se ha desarrollado un Plan de Contingencia propio, adaptado a los refugios de montaña de la FAM, y que define todos los condicionantes, protocolos y medidas a tomar para hacer la estancia en los refugios satisfactoria y segura. Todas las medidas han sido adoptadas en base a las normas sanitarias actuales.

La FAM comunica asimismo que para paliar las pérdidas causadas a la guardería se ha subido 1 € la tasa de pernocta en sus diversas modalidades.

Es muy importante que quienes realicen reservas en los refugios para este verano conozcan las medidas vigentes en las fechas en las que se vaya a hacer uso de la instalación antes de acceder a ellos, así como que las compartan con todos los componentes de su grupo.

“Desde la FAM pedimos comprensión y colaboración a los montañeros y montañeras que se acerquen hasta los refugios. Y más que nunca, pedimos que se sigan y cumplan las indicaciones que puedan dar los guardas en cada momento. Si todos somos responsables y cumplimos con estas medidas de seguridad, conseguiremos que los refugios puedan funcionar correctamente y prestar el servicio que tantas posibilidades deportivas nos abre, además de hacerlo de forma más segura”.

“Desde la FAM agradecemos a las guarderías de nuestros refugios, el esfuerzo y trabajo que durante este difícil año han realizado, por velar y mantener los refugios en perfectas condiciones, por su disposición a adaptarse a las nuevas y complicadas conductas de trabajo y por sus ganas de poder prestar de nuevo el servicio desde los refugios”.