Martes, 12 de mayo de 2020

La situación de Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la nación debido a la pandemia del Coronavirus ha generado un cierre temporal de numerosas empresas deportivas, turísticas y ambientales en zonas rurales de montaña, tales como empresas deportes de naturaleza y turismo activo, campings, albergues y refugios de montaña, establecimientos de material deportivo, entre otras muchas, en su mayoría PYMES y autónomos.

Ante esta situación, la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), como entidad representante de 233.000 federados y 2.800 clubes de montañismo, consciente de la sensibilidad de unas zonas que ya venían padeciendo previamente a esta crisis un grave proceso de despoblación, ha querido expresar su solidaridad con los cerca de siete mil municipios del medio rural español, en los que residen siete millones y medio de personas.

Desde el colectivo federativo se ha apuntado que “quienes viven de su trabajo en sectores vinculados al turismo deportivo tienen claro que no solo nos encontramos ante un grave problema de pérdidas económicas, expedientes de regulación de empleo y despidos, sino que además está en juego la temporada de verano y, con ello, parte de los ingresos anuales que reciben determinadas áreas rurales gracias al montañismo y turismo de montaña”. No en vano, aunque son muchas las modalidades deportivas del montañismo que se realizan en el medio rural (senderismo, escalada y alpinismo, esquí de travesía, marcha nórdica y barranquismo), si tomamos como referencia el impacto de algunos de estos deportes, sólo el senderismo genera en Aragón un impacto directo de 200 millones de euros al año. En este sentido, se debe valorar la oportunidad que suponen los 100 millones de senderistas-turistas que hay actualmente en Europa y España para la generación de empleo de calidad y la dinamización económica de nuestro medio rural. A este respecto, en países como Inglaterra el senderismo genera un impacto de 6.500 millones de euros al año, según un informe de la Comisión Europea.

DOCUMENTO DE APOYO FEDME A ZONAS RURALES