Lunes, 3 de febrero de 2020

La Federación Andaluza de Montañismo, a través de la EAAM, ha celebrado el primer curso de árbitro Ambiental, título al que optan los 26 participantes en el mismo llegados desde la práctica totalidad de nuestra comunidad autónoma tras el desarrollo del mismo en el Área de Servicio Los Abades de Loja (la parte teórica) y la montaña lojeña (parte práctica).

En este curso han intervenido el presidente de la FAM, Julio Perea Cañas, junto con José Antonio Soriano Díaz (Licenciado en Biología y Máster en Educación Ambiental), Raquel Monterrubio Sanz (Licenciada en Biología y Guía Intérprete del Espacio Protegido de Sierra Nevada) y José Luis García Castro (Árbitro Ambiental FEDME de CxM, árbitro FAM en todas las disciplinas de competición y Técnico Deportivo de Media Montaña).

Un total de 26 alumnos tomaron parte en el mismo, desplazados desde la práctica totalidad de Andalucía y estuvieron representadas todas las disciplinas competitivas (Carreras por Montaña), Esquí de Montaña, Escalada, Marcha Nórdica y Travesías), incluido un alumno procedente de Ceuta, árbitro en CxM.

Es indudable que estas competiciones han provocado, provocan y provocarán impactos en el medio natural. Por ello, conviene tener en consideración esos impactos, antes, durante y después de la competición, para poder minimizarlos. Si bien no todas las competiciones generan los mismos impactos, para actuar de manera preventiva es determinante conocer cuáles son y qué consecuencias pueden tener en los ecosistemas.

Una vez concluido el curso (ahora los alumnos tienen de plazo hasta el 31 de mayo para presentar convenientemente sus prácticas obligatorias) y aprobado el curso, el/la “Arbitro/a Ambiental Autonómico/a” será el/la componente del equipo arbitral responsable de emitir un informe general de la competición, con el propósito de establecer las actuaciones desarrolladas de manera correcta y elaborar las propuestas de mejora que se deben acometer en el futuro para preservar el medio ambiente.