Jueves, 5 de diciembre de 2019

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, y el presidente de la Federación Andaluza de Montañismo (FAM), Julio Perea, han suscrito esta semana un protocolo de colaboración entre ambas entidades con el fin de promover y coordinar conjuntamente actuaciones y proyectos relacionados con los deportes de montaña que sean de interés en el ámbito de la provincia de Huelva y que contribuyan tanto a la concienciación social en materia de medio ambiente como a la difusión y conocimiento entre la población de los deportes de montaña y los equipamientos deportivos necesarios para su práctica.

Tras la firma de esta declaración de intenciones, Caraballo y Perea mantuvieron una reunión, acompañados por el vicepresidente de Política Municipal, Ezequiel Ruiz, el alcalde de Santa Ana la Real, José Antonio Ramos, el delegado territorial de la FAM en Huelva, José Antonio Hidalgo Velaure, y responsables técnicos de ambas instituciones, en la que se trataron diversos asuntos sobre las futuras acciones cooperativas a desarrollar en el marco de este protocolo de colaboración.

Para el presidente de la institución provincial “esta alianza entre la Diputación de Huelva y la FAM supone un paso importante a la hora de impulsar el conocimiento y la práctica de los deportes de montaña entre la ciudadanía y contar con el apoyo logístico y asesoramiento necesarios en aquellas actuaciones relacionadas con el montañismo que se desarrollen en nuestra provincia, lo que indiscutiblemente se va a convertir en un revulsivo para el turismo de naturaleza ligado a actividades deportivas”.

Entre estas actuaciones conjuntas, desde la institución provincial se ha solicitado a la FAM un estudio de carácter técnico para la elaboración de una propuesta de itinerario que prolongue el sendero europeo E9 -conocido como ‘Arco Atlántico’- a través de la provincia de Huelva. El E9 es uno de los cinco senderos continentales que transitan por España -de los 12 que auspicia la Red de Senderos de la Federación Europea- y cuenta con un recorrido de 5.000 km desde Gdansk (Polonia) al Cabo San Vicente (Portugal).